Saltar la navegación

4.3. Hacia una nueva vida Humana

Objetivo

OA2 Comprenden el rol de espermatozoides y ovocitos en el proceso de fecundación y la formación de un nuevo individuo.

Conocimiento previo

Periodo de gestación de las especies 

El término gestación, también conocido como embarazo, se usa en zoología cuando un animal vivíparo del sexo femenino lleva y sustenta a una cría embrionaria o fetal dentro de su vientre hasta el momento del nacimiento. Entre los mamíferos, hay diversas gestaciones múltiples en las que nace más de una cría cada término de gestación. La duración —denominada período gestacional— es el tiempo que dura la cría en el desarrollo intrauterino y varía entre las diferentes especies.


Pregunta Verdadero-Falso

Seleccione verdadero o falso según corresponda 

Pregunta 1

1) El periodo de gestación de las diferentes especies duran lo mismo.

Pregunta 2

2) El periodo de gestación del ser humano, en circunstancias normales, es de 9  meses. 

Una nueva vida humana

La unión de los gametos masculino y femenino constituye el primer evento involucrado en el inicio y desarrollo de una nueva vida. A continuación, estudiaremos los procesos que permiten dar origen a un nuevo ser humano.

1) Fecundación

De los millones de espermatozoides que ingresaron al sistema reproductor femenino, muchos mueren. En el primer tercio del oviducto, algunos de los gametos masculinos sobrevivientes se encuentran con el ovocito, pero solo uno de ellos logra unirse al gameto femenino, proceso denominado fecundación, el que se representa en el siguiente esquema.

Gracias a este proceso se genera el cigoto, célula que constituye el primer estado de desarrollo del nuevo individuo. El ovocito presenta una viabilidad aproximada de 24 horas. Si durante ese tiempo no es fecundado, muere y es fagocitado por algún glóbulo blanco.


2) Implantación (Nidación) 

El cigoto formado experimenta una serie de transformaciones mientras avanza por el oviducto. Siete días después de ocurrida la fecundación, el organismo en desarrollo llega al útero. En este lugar, libera sustancias que degradan algunas células de la pared uterina. De esta manera, se fija al endometrio, el cual le proporciona los nutrientes y el oxígeno necesarios para su desarrollo.


3) Desarrollo prenatal

La fecundación da inicio al período de gestación o embarazo, proceso que involucra una serie de transformaciones que experimenta el ser humano en desarrollo hasta su nacimiento. Los principales cambios se resumen en la siguiente tabla.

Para complementar la información te invito a observar el siguiente video. 


Maternidad y paternidad responsables

En los seres humanos, la edad reproductiva se inicia alrededor de los 12 años, es decir, en la pubertad. Ahora bien, ¿esta será condición suficiente para ser padre o madre?

En la pubertad la persona no está preparada para asumir la maternidad o la paternidad. Esto se debe, principalmente, a que aún no ha desarrollado totalmente otras dimensiones de su personalidad. Ser padre o madre es un proceso consciente que implica velar por el desarrollo integral de los hijos, proporcionándoles el cariño y los cuidados necesarios para que crezcan y se desenvuelvan en la sociedad como personas íntegras.

Por lo tanto, la maternidad y la paternidad deben asumirse responsablemente desde la gestación, pues en este período debe haber cuidados especiales para el beneficio tanto de la salud de la madre como del bebé. Además, es fundamental considerar que, desde el inicio de la vida, el individuo debe crecer en un ambiente de amor, respeto y tranquilidad. A medida que los niños crecen, los padres se convierten en su primera escuela: les enseñan a caminar, hablar y, poco a poco, les proporcionan las herramientas formativas para desarrollarse en la sociedad. Cuando los niños inician su etapa escolar y asisten al jardín o al colegio, experimentan los primeros momentos de lejanía de sus padres. En esta instancia es fundamental el apoyo y la enseñanza que han recibido en el hogar, para que establezcan relaciones sociales sanas. Durante la adolescencia se genera un mayor alejamiento entre padres e hijos, que en ciertas ocasiones causa conflictos en la familia; sin embargo, los padres siempre deben generar instancias de diálogo y comprensión que sustenten el desarrollo de la personalidad del adulto que el o la adolescente llegará a ser.